Aprender y saber hacer procedimientos invasivos me dará más opciones laborales, pero antes necesitaría saber ecografía. ¿Pero si no tengo ecógrafo accesible para adquirir destreza cómo se supone que debo hacerlo?

faq-3-1

Plantearnos fisioterapia invasiva es una gran elección por los beneficios que se han demostrado.

Pero debemos atender las evidencias sobre patología mayor al motivo de consulta en pacientes referidos a fisioterapia[1,2] donde la patología mayor oculta solo pudo ser observada con ecografía y de no ser así podría haberse perdido un tiempo innecesario o haber provocado consecuencias (Ilustraciones 1 y 2).

Si observamos el conocimiento concluido de las revisiones sobre el sesgo que se comete al hacer intervencionismo basándose en referencias anatómicas comparado con eco-guiado sorprende asumir tal grado de sesgo[3] (Ilustración 1) donde el nivel de error en ciertas punciones sin eco oscila entre el 18% al 83% de error.

En un contexto de fisioterapia basada en evidencia[4,5] adoptamos una herramienta que nos profesionaliza confluyendo en esta tendencia internacional y de necesario cumplimiento. 

faq-3-2
faq-3-3

Pero para incluirlo en la práctica diaria es preciso en primer lugar adquirir los conocimientos básicos y seguir un proceso de sistematización tal como explicamos en la PREGUNTA 2 de esta website.

Todos hemos hecho un curso antes de tener a los pacientes, por ello primero nos formaremos y después adquiriremos el ecógrafo. En este sentido existen multitud de gamas de ecógrafo, modelos, costes, formas de adquisición que te podemos explicar para que esto no sea un problema.

Pese a todo esto si dudas por donde empezar, como formarte, donde, que ecógrafo comprarte… envíanos un mail a info@conceptoecografico.com y te ayudaremos a tomar la mejor decisión para tu práctica clínica diaria.

REFERENCIAS

1. Mechelli, F.; Preboski, Z.; Probaski, Z.; Boissonnault, W.G. Differential diagnosis of a patient referred to physical therapy with low back pain: abdominal aortic aneurysm. J Orthop Sport. Phys Ther 2008, 38, 551–557, doi:10.2519/jospt.2008.2719.
2. Lopez-Gonzalez, L.; Pecos-Martin, D.; Gomez-Gonzalez, M.T.; Fernandez-Carnero, S.; Gallego-Izquierdo, T. Posterior Tibial Nerve Schwannoma in the Popliteal Fossa: A Case Report. Arch. Clin. Med. Case Reports 2020, 04, doi:10.26502/acmcr.96550236.
3. Finnoff, J.T.; Hall, M.M.; Adams, E.; Berkoff, D.; Concoff, A.L.; Dexter, W.; Smith, J. American Medical Society for Sports Medicine (AMSSM) position statement: interventional musculoskeletal ultrasound in sports medicine. PM R 2015, 7, 151–68.e12, doi:10.1016/j.pmrj.2015.01.003.
4. Bender, T. [Evidence-based physiotherapy]. Orv. Hetil. 2013, 154, 1893–9, doi:10.1556/OH.2013.29758.
5. Ladeira, C.E. Evidence based practice guidelines for management of low back pain: physical therapy implications. Brazilian J. Phys. Ther. 2011, 15, 190–199, doi:10.1590/s1413-35552011000300004.

RESUMEN:

faq 3.4